Bettinotti y Fernández

sábado, 26 de febrero de 2011

Zona libre de agrotóxicos en Santa Fe

La Justicia de Santa Fe prohibió, con fallo firme, fumigar en cercanías de zonas urbanas. El caso marca un precedente para los jueces del resto del país y cuestiona, en base jurídica, el modelo agropecuario. Anuncian nuevas presentaciones judiciales.

Por Darío Aranda

Luego de dos años de disputa judicial, donde en primera y segunda instancia los jueces cuestionaron y limitaron el uso de agroquímicos, la Justicia de Santa Fe acaba de dejar firme la prohibición de fumigar en cercanías del barrio Urquiza de la localidad de San Jorge. Es el primer caso de Argentina donde, con fallo firme, la Justicia prohíbe las fumigaciones para proteger la salud. El expediente judicial, que marca jurisprudencia para centenares de denuncias en todo el país, invoca el principio precautorio (ante la posibilidad de perjuicio irremediable es necesario que los jueces tomen medidas protectivas), cuestiona al glifosato (pilar del cultivo de soja) y apunta a un modelo agropecuario en base a agroquímicos. Anuncian nuevas presentaciones judiciales para cientos de pueblos afectados por fumigaciones.

A los cinco días de nacer, Ailén tuvo su primera intoxicación con agroquímicos. Y comenzó el calvario: médicos, internaciones, estudios, ahogos permanentes, desmayos, cócteles de medicamentos para poder respirar. Siempre, casualmente, sus malestares eran precedidos por fumigaciones en un campo de soja vecino. El sentimiento más básico, proteger a su hija, llevó a Viviana Peralta –una ama de casa de un barrio humilde de Santa Fe– a pisar por primera vez tribunales. Pidió mediante un amparo que se privilegie la salud de los niños por sobre los negocios agropecuarios. Fue el inicio de la causa.

“Me decían que estaba loca, pero desde que frenamos las fumigaciones nuestros hijos dejaron de enfermarse”, resume Viviana Peralta, remarca que son muchos los vecinos que trabajaron juntos para proteger la salud de los niños y aún no sale del asombro por los llamados de otras provincias y de Europa, donde “el caso San Jorge” (como comienza a conocerse) marca un hito en la lucha contra un modelo rentable, en manos de empresas, pero con costos sanitarios y sociales.

En marzo de 2009, Viviana Peralta –junto a otros vecinos del barrio Urquiza– y el Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat) presentaron el amparo. El juez Tristán Martínez, del Juzgado Civil, Comercial y Laboral 11, hizo lugar y ordenó la suspensión inmediata de las fumigaciones en adyacencias de la zona urbana de la ciudad. Los productores sojeros, la Municipalidad y el gobierno provincial, mediante el Ministerio de Producción, apelaron la medida.

En diciembre de 2009, ya en segunda instancia, la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial (Sala 2) de Santa Fe mantuvo la prohibición y dio un paso inédito: ordenó que el gobierno de Santa Fe y la Universidad Nacional del Litoral (UNL) demuestren que los agroquímicos no son perjudiciales para la salud. De esa manera, por primera vez, se invirtió el cargo de la prueba: era una regla que los vecinos y campesinos intoxicados tenían que demostrar las afecciones en la salud, pero ahora serían los impulsores del modelo de agronegocios quienes tendrían que demostrar la inocuidad de los químicos.

Los jueces también marcaron jurisprudencia al invocar el principio precautorio, vigente en la Ley General del Ambiente: “Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”. La Cámara de Apelaciones de Santa Fe lo utilizó como una de las bases de su fallo, enumeró siete casos en los que fue implementado y destacó que se justifica su utilización cuando haya “falta de certidumbre científica y amenaza de daño al ambiente o la salud humana”.

La Cámara ordenó al gobierno provincial, mediante el Ministerio de Producción y la cartera de Salud, que elabore informes donde pruebe que los agroquímicos no afectan la salud ni el ambiente. También solicitó la intervención de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Esas investigaciones tendrían como destino el Juzgado de Primera Instancia, para decidir si revertía o reafirmaba la medida.

Fechada el 21 de febrero pasado, pero dada a conocer el jueves, la nueva resolución judicial resume: “Resuelvo disponer con la prohibición impuesta en la causa”. Dos líneas, en lenguaje jurídico, históricas, que establecen la prohibición total de fumigar a menos de 800 metros de viviendas familiares (si el método utilizado es terrestre) y marca el límite de 1500 metros (si la aspersión es con avionetas). La medida es para el barrio Urquiza, a las afueras de San Jorge, ciudad de 25 mil habitantes ubicada a 144 kilómetros de la capital provincial. Es una zona sojera por excelencia.

En diez carillas, el juez Tristán Martínez dictaminó: “Los informes no han dirimido el interrogante de si es conveniente continuar con las fumigaciones o no. De todos modos, tras su evaluación, me permito concluir que todo parece indicar que la deducción comulga más con la segunda alternativa (la prohibición) que con la primera (permitir la fumigación)”. Deja constancia de que el Ministerio de Producción (donde funciona Agricultura) no elaboró ningún informe y lo toma como un indicio de que no pueden probar la inocuidad de las fumigaciones.

Sí cumplió el Ministerio de Salud, que reconoció la disminución de afecciones en paralelo con la prohibición de fumigar. Si bien no confirma la conexión, plantea la hipótesis como “bastante plausible”, factor de peso para que el juez sostenga la medida y dé lugar al principio precautorio.

El juez Martínez marca precedente: “(De los informes científicos) No surge con grado alguno de convicción que sea conveniente continuar con las fumigaciones, sino todo lo contrario”. Explica que luego de “leídos y releídos” los informes del Ministerio de Salud y de la Universidad del Litoral se deja atrás la “duda relevante” mencionada en segunda instancia y se dirige hacia la “certeza” de que es necesario limitar las fumigaciones: “Dado por reproducidos cada uno de los argumentos (...) el resultado no puede ser otro que continuar con la prohibición impuesta, conforme en definitivo. De lo aportado no surgen elementos que avalen otra solución”.

La ONG Cepronat, que acompaña a los vecinos en la acción judicial, integra la “Campaña Paren de Fumigar”, donde participan 70 pueblos de Santa Fe y también está presente en Córdoba, Chaco, Entre Ríos y Buenos Aires. “Luego de tantos años de denuncias, y que nos trataban como locos, la Justicia confirmó que los pueblos fumigados tienen razón. Con este antecedente, vamos a pedir la misma prohibición en los 300 pueblos afectados en la provincia”, anunció el presidente del Cepronat, Carlos Manessi.

Manessi remarcó que “no se trata sólo del glifosato, sino del modelo agropecuario con consecuencias sanitarias y sociales”. Y recuerda que “el uso de agrotóxicos en Argentina está autorizado en base a los ‘estudios’ de las propias empresas, y no con investigaciones independientes. Cuando se comienzan a revisar los estudios serios de científicos no comprados, sobrevienen fallos justos, como el de San Jorge”.




Un fallo con prueba científica

Por Darío Aranda

La Justicia de Santa Fe, a lo largo de la causa, revalorizó los testimonios de los afectados, resaltó la importancia de los médicos de pueblos (testigos cotidianos en la atención de intoxicados) y citó trabajos científicos independientes que alertan sobre los efectos del glifosato. La histórica resolución judicial del juez Tristán Martínez también hace hincapié en una recopilación de trabajos científicos y técnicos presentada por la Universidad Nacional del Litoral: “No existen agroquímicos inocuos (...) Se ha comprobado que existe riesgo potencial de transporte de glifosato y su metabolito AMPA a las aguas subterráneas y superficiales (...) La toxicidad de los formulados comerciales con glifosato, Roundup y otros, ha sido documentada con estudios científicos independientes, para distintos organismos que componen la biodiversidad de agua dulce”.

La resolución judicial hace eje en la consecuencia del agroquímico en el agua. “Los efectos tendrían la capacidad de provocar cambios en las estructuras tróficas de las comunidades. Las interacciones a largo plazo en el herbicida glifosato y la microbiota (...) pueden provocar alteraciones en la cadena trófica y procesos biológicos en el suelo. No se puede afirmar que el glifosato sea inocuo para las poblaciones de organismos invertebrados terrestres.”

El juez recuerda que el glifosato ha sido recientemente clasificado como perturbador endocrino (obstaculiza la acción de las hormonas humanas). “La exposición a bajas dosis, menores a las definidas como seguras, podría tener efectos adversos”, alerta la resolución judicial y remarca que “la preocupación sobre los posibles efectos adversos sigue vigente”.


Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/subnotas/163087-52229-2011-02-26.html

viernes, 25 de febrero de 2011

Con argumentos más contundentes

El juez recomendó al gobierno nuevos estudios epidemiológicos para determinar la toxicidad de los productos cuestionados.

Con argumentos más contundentes que las restricciones originales decretadas hace casi dos años, la Justicia provincial resolvió mantener la prohibición de fumigar con agroquímicos en San Jorge. Con métodos terrestres el impedimiento comprende un radio de 800 metros del límite de la zona urbana, mientras que si la tarea se realiza por avión con se eleva a 1500 metros. En base a los informes elaborados por el Ministerio de Salud de Santa Fe y la Universidad Nacional del Litoral, el juez Tristán Martínez planteó que no se advierte que hayan "dirimido el interrogante sobre la conveniencia de continuar con la fumigaciones" en las plantaciones de soja. Más aún, el trabajo de la cartera sanitaria señala como hipótesis que la dismininución de consultas por trastornos en la salud "puede asociarse a la ausencia de un factor ambiental" como el glifosato, razonamiento que al magistrado le pareció "plausible". El juez recomendó a las autoridades provinciales la realización de monitoreos y estudios epidemiológicos para determinar la toxicidad de los productos cuestionados y la situación de las poblaciones afectadas. La causa se inició en 2009 ante el amparo presentado por Viviana Peralta, luego que su pequeña hija Ailén, sufriera ahogos, intoxicación y un desmayo después de una fumigación. Ambas viven en el barrio Urquiza de San Jorge, departamento San Martín, en el centro oeste provincial.

El juez Martínez hizo lugar de inmediato al amparo. Meses más tarde, en marzo de 2010, la la Sala II de la Cámara de Apelaciones de Santa Fe, confirmó la resolución inicial y exigió la realización de estudios sobre la toxicidad de los agroquímicos al Ministerio de la Producción y la Universidad Nacional del Litoral invirtiendo la carga de la prueba: no debían ser los denunciantes quienes debían demostrar la carga tóxica, sino el lobby sojero su inocuidad.

Vencido el plazo para la presentación de los informes oficiales, esta semana el juez volvió a expedirse. Aclaró que recibió los estudios de la UNL y el Ministerio de Salud, no así del Ministerio de la Producción, a quien cuestiona por la omisión. "No se advierte que los informes hayan dirimido, en concreto, el interrogante (de) si es conveniente continuar con las fumigaciones o no", razona el magistrado en su escrito.

Martínez menciona además que el propio Ministerio de Salud a modo de "hipótesis" plantea que "la disminución de la prevalencia de consultas atribuibles a un irritante externo (...) puede asociarse a la ausencia de un factor ambiental", en relación a la ausencia de agroquímicos por la prohibición judicial. "La hipótesis planteada parece ser bastante plausible", abona el juez de San Jorge.

Más adelante cita el informe de la UNL que advierte que "no existen agroquímicos inocuos. Todas las sustancias de uso fitosanitario, entre ellas el glifosato, presentan toxicidad y por ende algún grado de peligrosidad tanto respecto a la exposición aguda como crónica".

Tras reparar en la "muy escasa información registrada y de libre acceso tanto oficial como del sistema científico sobre residuos de glifosato en alimentos y agua de bebida", el magistrado remarcó la necesidad de "profundizar las investigaciones", y los "estudios epidemiológicos en humanos" y un "biomonitoreo".

Sobre el final de su escrito, Martínez indica que la "duda releventa" que tenía incialmente "cambió de dirección hacia la certeza. Leídas y releídas las conclusiones, observaciones y recomendaciones transcriptas, el panorama que se presenta es abrumador y la sensación es que, en verdad, se está lejos de todo". También reflexiona sobre las distancias permitidas, aspecto que fue debatido el año pasado en la Legislatura, con media sanción de Diputados y sanción inconclusa en el Senado.


Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-27579-2011-02-25.html

martes, 22 de febrero de 2011

Cansado del glifosato, un productor disparó contra un fumigador

El hecho ocurrió en San Benito, provincia de Entre Ríos. Julio Ariza es jubilado, sufre epilepsia y perdió parte de su ganado debido al glifosato. Harto, disparó contra la aeronave de su vecino que fumigaba cerca de su propiedad.

Harto de reclamar ante las autoridades locales sin obtener respuestas, un productor agropecuario de la localidad entrerriana de San Benito tomó una decisión drástica: le disparó en pleno vuelo a un aviónfumigador que pasaba por su campo y ahora debe afrontar una causa judicial por no contar con el registro de sus armas.

Julio Ariza, un pequeño productor jubilado de 66 años (que sufre epilepsa y cuya mujer sufrió la pérdida de 18 kilos en los últimos años, según relató) comenzó a preocuparse por los abortos masivos que hace un año comenzó a tener su ganado. “Perdí 30 lechones y las chanchas quedaban infértiles. No sabía lo que pasaba, las chanchas comían siempre lo mismo, hasta que un vecino me dijo que la causa era el glifosato”, relató Ariza en el programa “Entre el Ruido”, de Radio Nacional Santa Fe.

La propiedad linda con un campo en el que se cultiva soja al que su vecino fumiga con agroquímicos que se esparcen sobre la vivienda y el ganado de Ariza. Según el productor, no se respetaron las distancias mínimas exigidas por la legislación local para realizar las fumigaciones.

“Estaba tomando mate en la cocina y escuché un ruido: era el avión fumigador. Teníamos viento norte y el veneno me venía a mí”, describió Ariza.

El productor sostuvo que los agroquímicos afectaron a sus cerdos, a sus pollos y a sus colmenas: “No quedaba uno. Doscientos pollos, las abejas, no quedaba nada”, dijo el ruralista.

“Salí y le dije que pare. El tipo me miraba y pensó que era broma. Así que fui y le pegué un tiro”, recordó Ariza quien aseguró que por la clase de arma y munición que utilizó “al piloto y a la máquina no les pasó nada”. Las pericias determinaron que la aeronave sufrió “daños menores”.

“La paciencia se me acabó. Él me está matando de a poco. Llegó el límite”, se justificó el productor quien deberá afrontar una causa judicial por abuso de arma de fuego y la falta de registros.

lunes, 21 de febrero de 2011

PRIMER PROGRAMA RADIAL DE LA ASAMBLEA PAREN DE FUMIGARNOS, MAR DEL PLATA

Bueno, aquí subimos el audio del primer programa radial (sábado 19 de febrero) de la asamblea de vecinos autoconvocados ParendefumigarNOS.

El audio se ira con el tiempo mejorando, pedimos disculpas con anterioridad a que lo escuches!


jueves, 17 de febrero de 2011

NUEVO PROGRAMA DE RADIO...

La asamblea de vecinos autoconvocados Paren de FumigarNos de Mar del Plata tendrá a partir de este sábado 19 de febrero su programa radial en la Radio Estación Norte de Mar del Plata (FM 98.3) entre las 12:30 y 13:30 hs.

Para aquellos que quieran escucharlo en vivo el link de la radio es el siguiente http://www.radioestacionnorte.com.ar/online.htm

Cada semana pensamos ir colgando en nuestro blog los programas pasados para aquellos que no pueden escucharlo el mismo sábado a las 12:30 hs.

Ahora les dejamos la apertura del programa!!!!

Recuerden, todos los sábados, de 12:30 a 13:30 hs en la FM 98.3 de Mar del Plata http://www.radioestacionnorte.com.ar/online.htm

FUMIGACIONES en el Barrio 2 de Abril, Mar del Plata

Testimonio de una vecina del barrio 2 de Abril de la ciudad de Mar del Plata donde cuenta la problemática de la fumigaciones.

También habla una promotora del Pro-huerta y la médica de la unidad sanitaria del mismo barrio.



viernes, 11 de febrero de 2011

FUMIGACIONES PERIURBANAS - EFECTOS NOCIVOS SOBRE LA SALUD.

Dr. Jorge Kaczewer (UBA)


INTRODUCCIÓN

El presente trabajo (de interés para Bandera ,Santiago del Estero, y demás pueblos fumigados), explora nuevas evidencias científicas sobre:


TOXICIDAD CRÓNICA DE PESTICIDAS”.

Por eso, dice su autor:

que debido a los riesgos de vivir cerca de áreas de cultivos transgénicos, se hace necesario que establezcamos una franja de protección sanitaria libre de agrotóxicos mucho más amplia de la prevista por Ley, respetando los siguientes parámetros básicos”:


1. Magnitud de deriva desde el último surco tratado, teniendo en cuenta la dirección de los vientos predominantes (en Bandera Sud Este-Este-Nor Este).

2. Reales características toxicológicas de los pesticidas “en aspersor” y mezclas “no autorizadas”.

3. Garantizar la protección del ciudadano inerme de Interfase, en vez de tolerar veneno en aras “del aún mayor crecimiento económico de un sector”.


SUPRESIÓN DEL DISENSO

Estamos dominados por la visión unilateral de un sector que regula la agricultura a su antojo sin importar la vida de seres que habitan zonas de Interfase Agro-Urbe.


Se están repartiendo subsidios y becas para “entusiasmar” a las Universidades a trabajar más estrechamente con el ámbito comercial, sacrificando el rigor científico.


Se están repitiendo políticas regulatorias en “espejo”, con supresión de la información disidente.


Mientras “algunos grupos” tengan poder para suprimir, es seguro que lo utilizarán en perjuicio de la gente, de las organizaciones científicas y organismos gubernamentales encargados de proteger la salud pública.


Se deben multiplicar los estudios toxicológicos a mediano y largo plazo, dosajes y bio-ensayos en aguas y suelos; no sobre el principio activo declarado por el fabricante, sino sobre el producto terminado, tal cual sale a la venta.


¿Por qué?


Porque está comprobado que los hijos de quienes han utilizado el herbicida glifosato y 2,4D, padecerán alteraciones de neurocomportamiento, desarrollo retardado del esqueleto fetal, sufrirán inhibición de su síntesis de esteroides y alteraciones en la división celular asociadas con ciertos tipos de cáncer, y otros.


AGROTÓXICOS Y LA SALUD HUMANA.


Los impactos de largo plazo (crónicos) pueden resultar tanto a partir de una única exposición, como de varias menores producidas en extensos períodos de tiempo.

El EFECTO DERIVA hace que mucha gente no sepa que estuvo expuesta desde la concepción; más aún , cuando las enfermedades aparecerán muchos años después en forma silenciosa con trastornos del sistema nervioso.

La prueba DL50 (hoy utilizada) es incompleta y tendenciosa porque está relacionada exclusivamente con la toxicidad aguda de los agro-venenos, sin evaluación de dosis subletales de efecto cónico, por ejemplo “cáncer”.

Además, como se fumigan MEZCLAS “NO DECLARADAS”, deben considerarse los efectos sinérgicos o antagónicos de las mismas. La LD50 no lo hace y resulta de IMPOSIBLE DETECCIÓN.


EPIDEMIOLOGÍA HOSPITALARIA A ESCALA


Ya que es difícil vincular envenenamientos “antes de nacer”, con daños en el sistema nervioso central (aprendizaje, memoria, …), o periférico (debilidad en miembros inferiores, pérdida de la coordinación, Neuro, Axo, Encefalo y Mielinopatías), el Estado debe exigir en sus Hospitales Públicos esta Práctica Estadística Vinculante.


AGROTÓXICOS Y CÁNCER


La Fundación del Linfoma de EE.UU. (http://www.lymphomahelp.org/docs/) constató que existe una conexión entre pesticidas y linfomas y, doble probabilidad en el caso del herbicida 2,4-D. (Es el que más se usa en Interfase Bandera, Los Juries, Guardia Escolta, Cuatro Bocas, Pinto, Añatuya, etc.).

Observen siempre la FUENTE DE LA INFORMACIÓN, porque asecha la publicidad mentirosa basada en el pretendido derecho de los sojeros a esparcir tóxicos sobre nuestro suelo, agua, aire y alimentos en espacios públicos o Zonas De Interfase Agro Urbe QUE DEBEMOS EXIGIR PAGUEN IMPUESTOS URBANOS para estar protegidos por Ley.


HERBICIDAS 2,4-D, ROUND UP, ATRAZIZNA, DICAMBA , MCPA y otros

Linfoma No-Hodgkin, sarcoma de tejidos blandos, carcinoma de próstata. Ovario.


INSECTICIDAS ORGANOCLORADOS

Leucemia, linfoma No-Hodgkin, sarcoma de tejidos blandos, páncreas, pulmón, mamas.


ORGANOFOSFORADOS

Linfoma No-Hodgkin, leucemia.


ARSENICOSOS

Pulmón, piel.


NEUROTOXICIDAD DEL 2-4-D

Miotonía, Neuropatía periférica, Trastornos del comportamiento, Neurotoxicidad en niños, reducción del tamaño cerebral, alteraciones de componentes de la membrana neuronal, otros.


NEUROXICIDAD DEL ENDOSULFÁN

Es un disrruptor que bloquea el sistema nervioso central.

Los disrruptores son sustancias químicas “impostoras” que se mimetizan con las hormonas naturales y alteran el desarrollo del individuo.

En exposición aguda: (mareos y vómitos, hiperactividad, temblores, falta de coordinación, convulsiones y pérdida de la conciencia).

En exposición crónica: parálisis cerebral, epilepsia, retardo mental, cáncer cerebral, retardo mental y trastornos del comportamiento.


CIPERMETRINA Y OTROS PIRETROIDES SINTETICOS

No son inocuos (como el Raid), porque el RAID TAMPOCO LO ES.

Actúan sobre el sistema nervioso central.

Síntomas: parestesias faciales, mareos, cefaleas, nausea, anorexia, fatiga y pérdida del control vesical, contracturas musculares, vértigo, coma y convulsiones.


GLIFOSATO (Round Up)

Contiene Disrruptores Endócrinos.

Produce depresión del sistema nervioso.

Los ingredientes inertes que integran la fórmula (algunos no declarados), presentan neta neurotoxicidad.

Inhibe la absorción del Ácido Fólico.

Los embriones afectados carecen de ojos y fosas nasales; labio leporino, etc.

Permanece extensos períodos en el ambiente y viaja largas distancias arrastrado por el viento y el agua”.

Tanto Round Up como glifosato puro, producen defectos cefálicos.

La situación de las familias que viven en perímetros rociados es extremadamente preocupante por riesgo de sufrir alteraciones en el proceso de gestación.

Está comprobado que “la placenta humana es permeable al glifosato (pasa de madre a hijo)”.

La mayoría de estos pesticidas son neurotóxicos y dañan irreversiblemente el cerebro y los nervios.

Los niños son más vulnerables por ser menos capaces de detoxificar sustancias tóxicas.


ATRAZINA

Éste, como más del 60% de los Herbicidas contienen disruptores endócrinos que inhiben la regulación de los niveles de hormonas del estrés y sexuales, entre otros (ver cuadro siguiente).



AGROTÓXICOS APLICADOS EN INTERFASE.

De los productos en plaza, el 12% es de uso prohibido, severamente restringido, o ha sido retirado de la venta por Naciones Unidas, organismo internacional del cual Argentina es miembro activo.


EFECTOS DE LA DERIVA

Todo tipo de deriva se produce INEVITABLEMENTE.... Y ES INCONTROLABLE.

¿Por qué?

1. Porque es el movimiento de la gota, esteres volátiles y gases en el aire, o su lixiviación en suelo FUERA DEL ÁREA DE PULVERIZACIÓN se incrementa por viento, temperatura, altura del pico aspersor y tamaño de la gota, tipo de napa subterránea y otros.

2. Se produce durante y post dispersión, significa más de un 40% de lo asperjado y se propaga con sigilo a varios kilómetros.

3. Los controles sobre deriva son ineficaces y de CUMPLIMIENTO IMPOSIBLE.

Importante: El efecto deriva causó la mitad de todos los casos reportados de envenenamiento por agro-pesticidas-tóxicos

A pesar de ello, la mayoría de ellos no han sido denunciados porque ni víctima, ni médico sabían que estaban siendo intoxicados silenciosamente por la deriva producida en un sembradío a 5 ó más Km. de distancia.


EJEMPLO: ABORTO ESPONTÁNEO:

Muchos herbicidas y pesticidas son embriotóxicos o fetotóxicos, aumentando el riesgo de muerte prematura del embrión o feto, en humanos.

¿Por que no se lo vincula?

Porque un período menstrual intenso o falta de período, pueden no ser reconocidos como aborto espontáneo, porque la madre aún no sabe que está embarazada.

ROL DEL ASESOR TECNICO

Que 2,4-D, Picloran, Dicamba (y otros) deben venderse con Receta Agronómica, no es una simple medida burocrática.

Está así dispuesto para formalizar la relación entre técnico y productor, con carácter obligatorio y responsabilidad ante la Ley.

Si no hay Receta Agronómica, SE ELUDE LA RESPONSABILIDAD e inicia la ilicitud.

Esta exigencia, no exime de responsabilidades a quien emplea agroquímicos por cuenta propia o de terceros.

El “PASE A ARCHIVO FRAUDULENTO DE UNA RECETA AGRONÓMICA” para simular el cumplimiento de las normas, constituye delito Penal de Contaminación Ambiental.


CONSIDERACIONES FINALES

1. INCOMPRENSIBLEMENTE, no se ha activado el PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN legislado en la Ley Nacional del Ambiente”

2. Cuando se trata de proteger a la población frente a sustancias de alta toxicidad YA CONOCIDAS, permitir el incumplimiento de la Ley, ES INADMISIBLE.

3. Nadie que esté involucrado con el uso de AGRO TÓXICOS, puede alegar desconocimiento del CONTENIDO Y OBJETIVO DE LA LEY DE AGROTÓXICOS .

4. Todos debemos exigir se delimiten ZONAS AMORTIGUADORAS para las aplicaciones de pesticidas.

5. Implementar un PROTOCOLO UNIFORME como respuesta inmediata al envenenamiento por pesticidas.

6. Cambiar “EL PESO DE LA PRUEBA”, utilizando el principio básico de “Primero, no dañar”.


LAS COMUNIDADES AFECTADAS DEBEMOS RECLAMAR NUESTRO DERECHO A


PARTICIPAR EN LAS DECISIONES.


FUENTE:
Centro de Protección a la Naturaleza
Campaña "Paren de Fumigarnos!"
Belgrano 3716 - CP 3000 - Santa Fe - tel. 0342 4531157
www.cepronat-santafe.com.ar

martes, 8 de febrero de 2011

SOLICITUD A SENASA PARA DETECCION DE COPs EN VERDURAS

Fuente: RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA de la Argentina 8/2/11

BIOS HA SOLICITADO HOY A SENASA QUE MODIFIQUE SU SISTEMA DE ANÁLISIS PARA LA DETECCIÓN DE COMPUESTOS ORGÁNICO PERSISTENTES EN FRUTAS Y VERDURAS DE CONSUMO HUMANO

El sistema actual que utiliza SENASA para todo el país, no detecta cantidades significativas, y expone a la población al riesgo de bioacumulación de estas sustancias altamente peligrosas, y presentes en plaguicidas de uso masivo.

Muchos de los plaguicidas pertenecen al grupo de los POPs (Poluentes Orgánicos Persistentes) prohibidos a nivel mundial y definidos como sustancias orgánicas de características tóxicas, persistentes (vida media larga), bioacumulables, lipofílicos, factibles de transportarse por la atmósfera y causar efectos adversos a la salud humana y efectos ambientales cerca y/o a distancia de las fuentes.

Los efectos tóxicos de estos compuestos son teratogenicidad, carcinogenicidad, mutagenicidad y disrupción endócrina y se asocial principalmente con efectos crónicos, es decir incorporación de pequeñas dosis durante largos periodos de tiempo.
Por ello, la metodología debe determinar también trazas, cuantificando niveles en el orden de partes por billón (ppb o ng/g), concentraciones bajas en el orden de 0.1 ng/g imprescindibles para evaluar riesgos para la salud humana, considerando sus efectos crónicos.

El SENASA analiza las muestras considerando un límite de detección del equipo de 10 ppb (o ng/g), por lo cual, cantidades significativas de COPs no son cuantificados.

Solicitamos formalmente que, representando este punto un riesgo potencial de bioacumulación y subsecuente efecto sobre la salud, tome la institución medidas para reformular sus métodos de análisis entendiendo que se trata de un problema serio que afecta a todos los habitantes debido a la incompleta evaluación química de las muestras tomadas en el territorio argentino.


jueves, 3 de febrero de 2011

Pesticidas y herbicidas en la mira

Piden parar con fumigaciones que afectarían a vecinos de La Lola

Un concejal de Reconquista presentó un pedido a la Justicia a raíz de una presunta contaminación ambiental en la comunidad aborigen del paraje. Las sospechas se centran en fumigaciones agrícolas.

Agencia Reconquista

El edil y abogado Rolando Galfrascoli (ARI) presentó una denuncia ante la fiscalía de Reconquista para que se investigue el posible delito de contaminación ambiental en el Paraje La Lola.

En la requisitoria de intervención judicial ingresada el lunes por la mañana, Galfrascoli reclama que se extraigan muestras de suelo, agua, alimentos que estuvieren en la zona afectada y que cesen de inmediato las fumigaciones hasta tanto se dilucide fehacientemente el origen de las patologías que sufren tanto personas como animales y plantas de la comunidad aborigen de ese sitio.

Desde hace algunos días, personas, animales y plantas de la comunidad aborigen del paraje, situado a escasos 10 kilómetros al sur de la ciudad, presentan síntomas similares a los de envenenamiento, lo que provoca cuadros de vómitos y diarreas en los habitantes, y en la fauna. También se ve afectada la flora del lugar.

El funcionario indica en su escrito que en el barrio rural de La Lola se ha producido un hecho que podría haber sido provocado por la “aplicación indebida de agroquímicos (pesticidas, herbicidas, plaguicidas, insecticidas, etcétera) y que se materializó en mortandad de aves (gallinas y patos), otros animales de granja y canes”, así como también se pudo constatar la afectación a la salud humana, a partir de manifestaciones de “lesiones en la piel, mareos, náuseas, dolores intestinales”, entre otros, sufridos por miembros de la ya mencionada comunidad aborigen.

Describe que los vecinos de dicha comunidad manifiestan que, días previos a la aparición de los primeros síntomas en los animales y personas, en un campo aledaño a las casas de la población aborigen, una máquina realizó trabajos de fumigación “esparciendo veneno a pocos metros de la comunidad”. Luego de este hecho, señala, se comenzaron a “evidenciar las primeras consecuencias dañosas para la salud”.

Para Galfrascoli, todo indicaría la presencia de un hecho de “envenenamiento de agua, aire o alimentos que las personas afectadas y los animales bebieron, respiraron o ingirieron. El envenenamiento no puede, en principio, asociarse a un hecho natural, por lo que he investigado y consultado”.

Habría que inclinarse por considerar a este hecho dañoso para la salud y el ambiente como producido por la mano del hombre.

La actividad humana productiva que se realiza de manera absolutamente preponderante en la zona es la agrícola, con utilización de grandes cantidades de agroquímicos, muchos de los cuales se encuentran en estudio y discusión por su potencial afectación a la salud humana, en el mejor de los casos, mientras que otros son claramente tóxicos para la vida animal y humana, explica.

En atención a las causas expuestas, el concejal solicita una inmediata y exhaustiva investigación sobre este hecho con la conciencia que éste puede ser el “puntapié inicial de una cadena de acciones y reacciones que desemboquen en un cambio en el paradigma de la utilización descontrolada de agroquímicos, por una agricultura sustentable, responsable y sana”.

En este orden, requiere la inmediata toma de muestras para posteriores exámenes médicos toxicológicos a todas las personas de la comunidad que manifiesten encontrarse afectadas y a los animales de ésta que hayan sufrido las consecuencias del potencial envenenamiento.

También, que se extraigan muestras de suelo, agua, alimentos que estuvieren en la zona afectada, se incauten recipientes usados o cargados con agentes industriales utilizados para la fumigación y se disponga el cese de las actividades de fumigación hasta tanto se tome todo el material probatorio.

fuente: Diario El Litoral - Edición Online | 03-02-2011 | 12:15